Resumen de la propuesta “Universidad – Región hacia la transformación del territorio”, expuesta en el Seminario Pensar la Universidad y la Región, en el marco de la formulación del “Plan de Desarrollo 2021 – 2032  Pensar la Universidad y la Región”.

 

 

 

 

Propongo una educación democrática, que, más que capacitar trabajadores,

forme ciudadanos que piensen, que voten y que luchen por

una sociedad más igualitaria y justa (Boaventura de Sousa Santos).

 

 

Los días dos y tres del mes en curso fue presentado, ante la comunidad universitaria, la propuesta de Plan de desarrollo de la Universidad de Nariño 2021 – 2032. Pensar la Universidad y la Región. Esta es la continuación de un proceso de planeación y reforma de la Udenar, que se inicia en 2008.

 

La columna vertebral de este proceso es el paradigma Universidad – Región. Desde el inicio de este proceso fue construida la Misión de la Universidad que es la siguiente. La Universidad de Nariño, desde su autonomía y concepción democrática y en convivencia responsable con la región sur de Colombia, forma seres humanos, ciudadanos y profesionales en las diferentes áreas del saber y del conocimiento con fundamentos éticos y espíritu crítico, para el desarrollo alternativo en el acontecimiento mundo.

 

Pensamos la Universidad para transformarla y que, al mismo tiempo, contribuya al desarrollo alternativo de la región, considerando, simultáneamente, tanto las particularidades históricas y sociales regionales como el contexto cambiante, el acontecimiento mundo.

 

La Reforma recoge los aportes de pensadores como la filósofa Martha Nussbaum, que invita a no preparar docilidad capaci­tada para el capital, por el contrario, la Udenar debe formar profesionales lectores, escritores y pensadores, capaces de contribuir a la construcción de mundos mejores, mundos alternativos. Boaventura de Sousa Santos – en su libro Educación para otro mundo posible – nos propone una subversidad: una universidad que, lejos de ser neutral, esté involucrada en las luchas sociales por una sociedad más justa.[1] La Universidad está llamada a enfrentar los dogmas neoliberales que no solo dejan sin esperanza de futuro a las juventudes estudiosas, sino que ponen en peligro el futuro de la especie humana, al someter nuestro planeta finito a suministrar medios para el crecimiento infinito de la producción. Los universitarios estamos llamados a subvertir ese orden, a crear una subversidad; esta debe ser capaz de propiciar por sí sola las Ecologías de Saberes reclamadas por las nuevas y más apremiantes demandas de justicia cognitiva, social e histórica.[2]

 

Estos son los retos, a los cuales ha de enfrentarse el nuevo Plan de desarrollo. Esta es una tarea, por supuesto, de toda la comunidad universitaria, igual los estudiantes que los docentes, igual la administración que los trabajadores.

 

“Estos son los retos, a los cuales ha de enfrentarse el nuevo Plan de desarrollo”

 

 

Julián Sabogal Tamayo

 

 

[1] SANTOS, Boaventura de Sousa (2019) Educación para otro mundo posible, Medellín: CEDALC, pág. 277.

[2] Ibidem, pág. 345.

 

 

 

 

 

 

Compartir
Artículo anteriorEn Pasto, Tercer Encuentro Territorial “Voces de las Víctimas”
Artículo siguienteLa Udenar se une al evento “La Cocha más limpia” 12, 13 y 14 de octubre
Julián Sabogal Tamayo
Profesor Titular y Profesor Emérito de la Universidad de Nariño, adscrito al Programa de Economía; ha sido profesor de la Universidad Nacional de Colombia y de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, UNAN. Miembro de Número de la Academia Colombiana de Ciencias Económicas, Doctor Honoris Causa de la Universidad Simón Bolívar de Barranquilla. Autor de 18 libros, autor de artículos publicados en revistas y periódicos de Colombia y del exterior.

Comentarios de Facebook